PUBLICADO EL ESTUDIO DEL OBSERVATORIO NACIONAL DE AGRESIONES A MÉDICOS DE LA ORGANIZACIÓN MÉDICA COLEGIAL

ACCESO A LA PUBLICACIÓN       AGRESIONES DURANTE LA PANDEMIA      
noticia Colegio de Medicos Murcia
 
A lo largo de 164 páginas, el documento se compone de diferentes apartados que recopilan la labor del Observatorio Nacional de Agresiones desde que se puso en marcha en 2010 hasta el 2020. De esta manera, está compuesto por los epígrafes de introducción, terminología, Agresiones: origen y evolución del problema, procedimientos, recomendaciones, abordaje de situaciones difíciles: entrevista clínica, seguro de defensa y protección por agresión, agresiones comunicadas a los Colegios de Médicos en 2020, otros datos, sentencias judiciales, conclusiones finales, manifiesto, historia y galería de fotos de estos 10 años.
Esta publicación liderada por el Dr. José María Rodríguez Vicente, secretario general del CGCOM; ha contado como autores con los doctores Mª Rosa Arroyo, vicesecretaria general del CGCOM; y José Alberto Becerra, ex coordinador del Observatorio; y los miembros del Observatorio Dr. José Manuel Bendaña, secretario general del COM Ourense, Dr. Gaspar Garrote, coordinador nacional del Observatorio y secretario general del COM Cádiz; Dr. Manuel Muñoz García de la Pastora, presidente del COM Ávila; la Dra. Rosa Mª Marín, secretaria general COM Córdoba; y Dr. Luis Alfonso Pérez Gallego secretario COM Zamora; entre otros.
Según de los datos que figura en el documento, lesiones, amenazas, coacciones, maltrato, injurias y/o vejaciones centran la mayor parte de las 5.037 agresiones que han sufrido los médicos y médicas en el ejercicio de su profesión en toda España durante estos 10 años. Estos episodios cercenan la confianza médico-paciente e incrementan el estrés laboral del médico.
Estas cifras se empezaron a contabilizar, tal y como explica el Dr. Tomás Cobo, presidente del CGCOM, a raíz de la muerte, en 2009, de la Dra. María Eugenia Moreno, una residente de 34 años que fue asesinada por un paciente cuando se encontraba trabajando en el Centro de Salud de Moratalla (Murcia). “No podemos hacer nada por devolverla a la vida, pero si podemos denunciar esta lacra”, asegura.
Los datos que reflejan el documento, tal y como explica, el Dr. José María Rodríguez Vicente “contabilizan solo las agresiones comunicadas a los Colegios de Médicos”, lo que “no significa que son todas las agresiones que se sufren, porque hay muchas que no se trasladan”. En este sentido, apunta que “los médicos es la profesión pionera en contabilizar y registrar estos datos de las agresiones”.
Este informe alude a los datos de 2020 donde el número total de agresiones comunicadas a los Colegios de Médicos ascendió a 441 casos lo que significa un descenso del 35% con respecto a las comunicadas en el año 2019, que había sido la cifra más alta de los últimos diez años, con un total de 677. Según explica el Dr. José María Rodríguez Vicente, estas cifras podrían tener su explicación en la situación vivida durante el primer Estado de Alarma y el confinamiento entre marzo y junio de 2020.
Las cifras se presentan anualmente desde 2010 emanan de las comunicaciones que los médicos y médicas que han sufrido una agresión trasladan a sus respectivos Colegios. Estas cifras permiten disponer de una hoja de ruta común y conocer a fondo el mapa de la agresión en sus múltiples formas (edad, sexo, especialidad, entorno asistencial, ámbito de ejercicio, características del agresor, efectos colaterales, escenarios jurídicos y respuestas desde tribunales) al disponer de una casuística cercana de más de 5.000 casos.
Este empeño por generar una necesaria cultura de la comunicación de la agresión ha convertido al Observatorio contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario en un referente en la lucha contra las mismas, una herramienta modificadora de las políticas sanitarias, jurídicas y policiales y un ejemplo de trabajo responsable de los Colegios de Médicos de España por el derecho a un ejercicio profesional de calidad y que cada año reivindican bajo el hashtag #StopAgresiones.
EL CGCOM reitera que muchos casos de agresión tienen relación con situaciones como la masificación de consultas y de las urgencias, la falta de equidad en la atención sanitaria, el aumento de las listas de espera, el problema de recursos humanos y a la precariedad laboral de los profesionales, problemas especialmente acuciados con la crisis sanitaria causada por la pandemia de Covid-19 en 2020 y considera obligado que sean comunicadas por cualquier vía y no permanezcan impunes comportamientos y actitudes no tolerables en una relación médico-paciente de calidad.

A lo largo de 164 páginas, el documento se compone de diferentes apartados que recopilan la labor del Observatorio Nacional de Agresiones desde que se puso en marcha en 2010 hasta el 2020. De esta manera, está compuesto por los epígrafes de introducción, terminología, Agresiones: origen y evolución del problema, procedimientos, recomendaciones, abordaje de situaciones difíciles: entrevista clínica, seguro de defensa y protección por agresión, agresiones comunicadas a los Colegios de Médicos en 2020, otros datos, sentencias judiciales, conclusiones finales, manifiesto, historia y galería de fotos de estos 10 años.


Esta publicación liderada por el Dr. José María Rodríguez Vicente, secretario general del CGCOM; ha contado como autores con los doctores Mª Rosa Arroyo, vicesecretaria general del CGCOM; y José Alberto Becerra, ex coordinador del Observatorio; y los miembros del Observatorio Dr. José Manuel Bendaña, secretario general del COM Ourense, Dr. Gaspar Garrote, coordinador nacional del Observatorio y secretario general del COM Cádiz; Dr. Manuel Muñoz García de la Pastora, presidente del COM Ávila; la Dra. Rosa Mª Marín, secretaria general COM Córdoba; y Dr. Luis Alfonso Pérez Gallego secretario COM Zamora; entre otros.


Según de los datos que figura en el documento, lesiones, amenazas, coacciones, maltrato, injurias y/o vejaciones centran la mayor parte de las 5.037 agresiones que han sufrido los médicos y médicas en el ejercicio de su profesión en toda España durante estos 10 años. Estos episodios cercenan la confianza médico-paciente e incrementan el estrés laboral del médico.


Estas cifras se empezaron a contabilizar, tal y como explica el Dr. Tomás Cobo, presidente del CGCOM, a raíz de la muerte, en 2009, de la Dra. María Eugenia Moreno, una residente de 34 años que fue asesinada por un paciente cuando se encontraba trabajando en el Centro de Salud de Moratalla (Murcia). “No podemos hacer nada por devolverla a la vida, pero si podemos denunciar esta lacra”, asegura.


Los datos que reflejan el documento, tal y como explica, el Dr. José María Rodríguez Vicente “contabilizan solo las agresiones comunicadas a los Colegios de Médicos”, lo que “no significa que son todas las agresiones que se sufren, porque hay muchas que no se trasladan”. En este sentido, apunta que “los médicos es la profesión pionera en contabilizar y registrar estos datos de las agresiones”.

 

Este informe alude a los datos de 2020 donde el número total de agresiones comunicadas a los Colegios de Médicos ascendió a 441 casos lo que significa un descenso del 35% con respecto a las comunicadas en el año 2019, que había sido la cifra más alta de los últimos diez años, con un total de 677. Según explica el Dr. José María Rodríguez Vicente, estas cifras podrían tener su explicación en la situación vivida durante el primer Estado de Alarma y el confinamiento entre marzo y junio de 2020.


Las cifras se presentan anualmente desde 2010 emanan de las comunicaciones que los médicos y médicas que han sufrido una agresión trasladan a sus respectivos Colegios. Estas cifras permiten disponer de una hoja de ruta común y conocer a fondo el mapa de la agresión en sus múltiples formas (edad, sexo, especialidad, entorno asistencial, ámbito de ejercicio, características del agresor, efectos colaterales, escenarios jurídicos y respuestas desde tribunales) al disponer de una casuística cercana de más de 5.000 casos.


Este empeño por generar una necesaria cultura de la comunicación de la agresión ha convertido al Observatorio contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario en un referente en la lucha contra las mismas, una herramienta modificadora de las políticas sanitarias, jurídicas y policiales y un ejemplo de trabajo responsable de los Colegios de Médicos de España por el derecho a un ejercicio profesional de calidad y que cada año reivindican bajo el hashtag #StopAgresiones.


EL CGCOM reitera que muchos casos de agresión tienen relación con situaciones como la masificación de consultas y de las urgencias, la falta de equidad en la atención sanitaria, el aumento de las listas de espera, el problema de recursos humanos y a la precariedad laboral de los profesionales, problemas especialmente acuciados con la crisis sanitaria causada por la pandemia de Covid-19 en 2020 y considera obligado que sean comunicadas por cualquier vía y no permanezcan impunes comportamientos y actitudes no tolerables en una relación médico-paciente de calidad.

 

Publicado el 10 de mayo de 2021

noticia Colegio de Medicos Murcia