IRENE G┴MEZ GUIJARRO ES LA PRECOLEGIADA QUE HA QUEDADO FINALISTA EN NUESTROS IV PREMIOS AL MEJOR TGF 2021

noticia Colegio de Medicos Murcia
Fotografía cedida  

Irene Gámez es la precolegiada que ha quedado finalista en nuestros IV Premios al Mejor TFG 2021. Ha obtenido este reconocimiento por su trabajo “Secuenciación de nueva generación de TP53 en síndromes mielodisplásicos: implicaciones pronósticas”

 

1. ¿Cómo ha sido tu trayectoria en tus estudios universitarios?

Ha sido muy buena los seis años de carrera, incluido un año que estuve en Barcelona con el programa SICUE. Siempre me siento atraída a superarme a mi misma cada vez más y creo que esto es lo que me ha empujado a que vaya tan bien en los estudios.  El primer cuatrimestre de primero fue algo difícil para todos, puesto que se imparten asignaturas básicas que no tienen mucho que ver con la Medicina y es duro adaptarse al cambio del instituto a la universidad. Sin embargo, poco a poco se aprende a ir estudiando un poco todos los días, no sólo en los meses de exámenes. Y así, con constancia y ganas de ser mejor cada día, examen a examen, pasan los seis años del grado.

 

2. ¿En qué ha consistido tu trabajo fin de grado?

Ha consistido en valorar hasta qué punto la secuenciación genética de pacientes con síndromes mielodisplásicos (una enfermedad hematológica en la que las células de la médula ósea se vuelven malignas y que se expresa como citopenias en sangre periférica) influye en el pronóstico de los mismos. Concretamente, hemos analizado si la mutación de TP53 y su estado alélico influyen de forma significativa e independiente en la supervivencia y en la progresión a leucemia mieloide aguda.

 

3. ¿Cómo surgió la idea y cómo ha sido su proceso de elaboración?

La idea surgió de mi tutor, Andrés Jerez Cayuela, hematólogo del Hospital Universitario Morales Meseguer. Tras publicarse recientemente dos estudios sobre la influencia del estado alélico mutacional de TP53, decidimos comprobar si esto pasaba también con una cohorte de pacientes de edad media. El proceso de elaboración fue mucho menos tedioso de lo que me esperaba. Manejar las bases de datos de pacientes y realizar la estadística es difícil, pero Andrés siempre estaba ahí para ayudarme con todo lo que necesitaba. Por esto, todo el proceso se me hizo más ameno.

 

4. ¿Qué ha supuesto para ti este reconocimiento?

Está muy bien, puesto que este trabajo ha sido una ponencia oral en el Congreso de Hematología de este año. Se merece este reconocimiento.

 

5. El 29 de enero te examinaste del MIR… ¿cómo afrontaste esta recta final y qué expectativas planteas para tu futuro profesional?

Fue lo más duro que he hecho nunca (y eso que hago deportes de aventura). Esta recta final ha sido muy difícil psicológicamente. Es difícil mantener la atención 11 horas al día, sobre todo con los nervios de que el examen más importante de mi vida se acercaba cada vez más. Mi familia y mi entorno más cercano han soportado muchos cambios de humor continuamente. Ellos me han apoyado siempre y así al final conseguí llegar al día del MIR. Aún no sé qué especialidad elegir, pero sé que este periodo de la residencia será muy gratificante. Empezamos a trabajar por primera vez y -a la vez- a seguir formándonos. Es un paso que tengo muchas ganas de dar y seguro que será maravilloso.

 

6. La pandemia ha afectado a todos… también a los estudiantes de Medicina. ¿Qué ha supuesto para vosotros y cómo habéis vivido la pandemia?

Cuando empezó la pandemia estaba en Barcelona y, al igual que en Murcia, fue un final de curso bastante caótico. Ni los alumnos ni la universidad estaban preparados para hacerlo absolutamente todo online. Llegó el curso siguiente, sexto, y tras luchas por poder hacer prácticas en los hospitales al final lo conseguimos. Hicimos nuestras prácticas con un ambiente de Covid en casi todas las especialidades. Y al fin el trabajo de fin de grado y acabar el grado. Después, estudiar el Mir con la pandemia lo definiría como solitario. A mí, en la carrera, me gustaba estudiar siempre en biblioteca, y mi idea para el Mir era quedarme en Murcia. Pero todas las clases de la academia fueron online, por lo que al final me quedé en casa de mis padres en mi pueblo (Pozo Alcón, Jaén). Los días se hacían largos y no tenía el feedback de mis compañeros estudiando cerca. Pero, al final, como siempre, uno se acostumbra a estar solo y estudiar, estudiar, estudiar...

 

7. ¿Cómo valoras el nivel en investigación médica en la Región de Murcia?

En mi humilde opinión de estudiante de Medicina, me parece que es muy bueno. En hematología del Morales Meseguer es excepcional. Tienen mucha suerte de tener a grandes médicos investigadores, como mi tutor Andrés Jerez. Él hizo una ponencia oral en el congreso nacional de Hematología de mi TFG en octubre de este año, lo cual me parece increíble. Hablando con otros compañeros, entre ellos las otras 3 ganadoras del concurso, también considero que el nivel de investigación en Murcia es bastante potente en relación a la media nacional.

 

Publicado el 14 de marzo de 2022

noticia Colegio de Medicos Murcia